La responsabilidad social empresarial, desde un enfoque ambiental y sostenible

Por Maxiel Jerez

Según los autores Antelo y Robaina, “la responsabilidad social empresarial es el compromiso continuo de contribuir al desarrollo económico y sostenible, mejorando la calidad de vida de los empleados y sus familias,  así como la de la comunidad local y de la sociedad en general”.

En ese sentido, sería interesante preguntarnos, ¿cuántas empresas socialmente responsable usted conoce? No solo en el aspecto económico, sino en el tratamiento por el impacto ambiental que generan.

No cabe dudas, que todas las acciones que realiza el ser humano al momento de producir un bien o entregar un servicio, genera un impacto.  Este puede ser, positivo o negativo sobre el medio ambiente. Hasta correr su vehículo, genera contaminación.

Pero, las organizaciones modernas que quieren tener éxito en sus operaciones comerciales, y mantenerse en el tiempo, deben tener como prioridad la responsabilidad social empresarial dentro de su gestión.  No solamente como un generador de valor agregado a su empresa o porque las leyes se lo exijan, (que dicho sea de paso, en República  Dominicana no existe una regulación per se, que obligue a las empresas a asumir su responsabilidad social, amén de ley , General de los Derechos del Consumidor o Usuario (Ley 358-05 en sus artículos 02, 81, 98, 99, 112) o simplemente por tener esa licencia social, que al final de la jornada se convierte en ese valor intangible que genera importe económico.

No importa si su empresa es grande o una pyme, mucho menos importa su naturaleza, lo que realmente importa es que se tome conciencia a todo nivel, desde una alta dirección, hasta los más bajos niveles organizacionales de que la madre naturaleza; es la que provee todos los recursos que se utilizan para la producción, por tanto se debe cultivar para que las futuras generaciones disfruten de ella.

Las empresas en su gran mayoría solo  buscan mejorar sus utilidades, claro, todo esto es  propio del mundo capital, donde  muchas veces se  desconocen los beneficios que tiene la responsabilidad social, y los rendimientos  que esto proporciona en términos cuantitativos y cualitativos para el desarrollo del  ecosistema empresarial. Sobre todo cuando se genera progreso para todos los actores que participan de este proceso de manera interna y externa.

Es ahí donde llega el desarrollo y la verdadera riqueza a la sociedad que deseamos, donde no solo se pueda satisfacer con los productos o servicios, sino afectar de manera positiva la conducta del colectivo social y el cuidado medio ambiental. Y estos cambios pueden ser impulsados desde las empresas, cuando hacen una responsabilidad social acorde a la ética y la moral.

Es importante reiterar que las empresas pueden desempeñar un papel muy importante en la vida de las personas, no solo como proveedoras de empleos y de riquezas, sino como ente de desarrollo en las comunidades en las que están implantadas. Muchas empresas son conscientes de ello y han tratado de aprovechar las expectativas que genera la Responsabilidad Social Empresarial para obtener ventajas competitivas y mantener las relaciones entre los stakeholder o grupos de interés

 

Finalmente, ser socialmente responsable significa ser consciente del efecto que nuestros actos pueden ocasionar.

SIGUE NUESTRAS REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *