EL QUE NO TIENE PADRINO MUERE MORO

Por JUAN CARLOS PAULINO, (abogado)

COTUI.- SANCHEZ RAMIREZ. En los gobiernos del Dr. Leonel Fernández y el Licdo. Danilo Medina, se realizaron concursos de oposición para nominar a funcionarios del tren administrativo, así como también de la alta corte.

Esta iniciativa democrática desde su surgimiento se ha visto salpicada por la injerencia política del sistema en RD.
Los referentes más reciente lo representan los magistrado Francisco Jerez Mena y Moisés Ferrer Landrón, ambos en su entrevista lucieron imponente con amplio conocimiento de las leyes y la administración de justicia.
Para nadie es un secreto que el magistrado Jerez contaba con un padrino que a su vez era miembro del Concejo Nacional de la Magistratura, me refiero al señor Félix Vásquez; en lo que concierne al magistrado Ferrer, este contaba con la sombrilla del ex procurador de la República, Radhamés Jiménez.
La experiencia más reciente la representó el magistrado Amauris Pimentel, quien en su entrevista dio cátedra de conocimiento del Derecho, dejando convencido a los evaluadores que estaban al frente de un gerente en materia administrativa judicial.
Los profesionales de la toga y el birrete y el pueblo en sentido general, daban como un hecho que el magistrado Pimentel iba a presidir el tribunal superior electoral o en su defecto, iba a quedar como juez del referido tribunal.
Al parecer el magistrado no contó con el apadrinamiento que contaron los magistrados antes mencionados, lo que pone de manifiesto la expresión popular que dice: “El que no tiene padrino, lamentablemente muere moro.”
Cuando la política entra por la puerta de un concurso de evaluación, la justicia y la equidad salen dando brinco por la ventana.
SIGUE NUESTRAS REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *