El Ayuntamientos y el tránsito, Cotuí

Cotui, Sánchez Ramírez.- Antes de la promulgación de la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana, existía un desorden institucional que fue corregido con la creación del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) el cual funge como órgano rector del sistema de movilidad, transporte terrestre, tránsito y seguridad vial del país. La propia ley establece que este ordenamiento institucional se vincula con los Ayuntamientos a través de un proceso de coordinación donde el INTRANT establece las políticas de movilidad nacional y el Ayuntamiento implementa y coordina esas políticas en su territorio.

De manera que la participación conjunta y activa del binomio entre el gobierno nacional y el Ayuntamiento es fundamental para la solución definitiva del caos en la movilidad urbana de cualquier demarcación municipal; toda iniciativa que no derive de un acuerdo entre estos dos niveles de gobierno solo serán buenas intenciones que en la práctica no podrán ser materializadas.

Antes de la promulgación de la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana, existía un desorden institucional que fue corregido con la creación del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) el cual funge como órgano rector del sistema de movilidad, transporte terrestre, tránsito y seguridad vial del país. La propia ley establece que este ordenamiento institucional se vincula con los Ayuntamientos a través de un proceso de coordinación donde el INTRANT establece las políticas de movilidad nacional y el Ayuntamiento implementa y coordina esas políticas en su territorio.

 

 

SIGUE NUESTRAS REDES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *