Manchas del rostro: alteraciones que empeoran con el sol y que se pueden eliminar

Una piel uniforme en cuanto a color y textura es el gol a anotar para muchas personas y de las tareas más difíciles –por no decir imposibles- si no hay una protección solar adecuada.

Según el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, unos minutos de exposición directa al sol ayudan a sintetizar la vitamina D en el organismo. Sin embargo, se hace énfasis en que debemos limitar el tiempo y usar protección solar, porque si bien un baño de sol reconforta cuerpo y alma, más en tiempos de confinamiento, nada en exceso es bueno y la exposición solar menos todavía.

La exposición solar excesiva incide en la aparición de manchas en el rostro y, en el caso de las que aparecen por otras causas, puede empeorarlas.

Esto ocurre porque al estar expuestos al sol demasiado tiempo generamos mayor cantidad de melanina, la sustancia encargada de protegernos de los rayos UV, y si este exceso no se distribuye uniformemente, se acumula y forma manchas antiestéticas.

La doctora Susana Misticone, médico especialista en dermatología cosmética y láser, explica que existen diversos tipos de manchas oscuras. “Las más frecuentes son las pecas y lentigos solares, que son producidos por la exposición solar y que también aparecen en el escote y en las manos. El melasma, que son las manchas que se producen en la cara más frecuentemente en mujeres y que también empeoran con el sol, son causadas por factores hormonales y el embarazo; y luego los nevus o lunares que son muy variados y que siempre deben ser evaluados por especialistas por el riesgo de convertirse en cáncer de piel tipo melanoma”.

(Getty Creative)

Específicamente los lentigos son causados por el sol, y al igual que las pecas, se hacen más notorios con la exposición prolongada, agrega la doctora quien asegura que la mejor manera de prevenir la aparición de manchas en la piel es la correcta protección solar.

Por otra parte, en MedlinePlus, publicación de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se especifica que incluso la exposición al sol, mientras se ingieren algunos medicamentos, puede ocasionar hiperpigmentación y, en consecuencia manchas o cambios en el tono de la piel.

Sin embargo, por lo general, estos cambios son estéticos y no afectan la salud física, aunque siempre es recomendable consultar con el especialista.

Es posible eliminarlas

La doctora Misticone explica que todos los tipos y tonos de piel pueden presentar manchas, aunque mientras más oscura la piel sean menos notorias. La buena noticia es que pueden eliminarse con técnicas como los peelings, láser, medicamentos despigmentantes e incluso técnicas quirúrgicas.

Share this:

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *